El 27 de Diciembre del 1984 se creo la Asociación de Artesanos Alfareros de La Rambla. Son muchos años al servicio del sector alfarero y ceramista rambleño y al servicio de La Rambla. Este largo y fructífero periodo arroja como principal bagaje la certeza de que hoy la cerámica y alfarería rambleñas no serían lo mismo de no existir esta Asociación.

Es un referente permanente del sector, un nexo de unión de los empresarios artesanos que la componen, y que ha actúa como un auténtico trampolín desde donde promover proyectos que han velado siempre por los intereses y el desarrollo de este gremio artesano, proyectos que de manera individual jamás hubieran llegado a buen término.

Nuestro recorrido

El recorrido de esta Asociación, en estos veintitrés años, independientemente de los lógicos altibajos que toda organización tiene en un periodo tan dilatado de tiempo, ha sido francamente positivo.

Sobran los ejemplos en este sentido, y aun a riesgo dejar en el tintero algunas actuaciones de gran relevancia, a continuación haremos un recorrido por algunos de los más significativos.

La creación de la «Planta del Barro» (Artesanos Alfareros de La Rambla, SCA), es un hecho absolutamente clave, que ha marcado de forma clara el devenir del sector en estos últimos años (su papel en la regulación de precios de las pastas cerámicas ha sido trascendental).

La continua labor de promoción que desde la Asociación se desarrollan, que sin duda es de gran importancia en la consolidación de La Rambla como referente en los mercados profesionales de la cerámica.

El mantenimiento y mejora continuo de la tradicional Exposición de Cerámica. La Exposición monográfica de alfarería y cerámica más antigua de España.

La capacitación y formación permanente de los recursos humanos, clave para hacer un sector cada vez más competitivo y capaz, que nos permita tener mejores empresarios y mejores trabajadores.

La actitud negociadora mantenida en el tiempo con empresas y entidades de toda índole, a la búsqueda de los mejores precios y los mejores servicios para el sector.

La eterna y necesaria interlocución ante todas las Administraciones Públicas, en una labor de permanente diálogo y sensibilización ante los problemas, necesidades y retos de este colectivo.

La actitud de sincera solidaridad ampliamente mostrada por la Asociación con todo tipo de entidades y organizaciones, para favorecer la realización de actividades de carácter social, cultural o deportivo.

En definitiva todo lo mencionado no es más que una muestra que nos permite con orgullo decir que la Asociación de Artesanos Alfareros de La Rambla es una entidad importante en lo profesional y lo humano, al servicio de un sector y de un pueblo.

importancia de la Asociación

Hoy por hoy la Asociación de Artesanos Alfareros de La Rambla, con 41 empresarios afiliados, es, además del único interlocutor válido del sector, una de las Asociaciones de artesanos más importantes de Andalucía y España.

Su objetivo más genérico se encuentra a caballo entre el desarrollo y la defensa de los intereses de un sector y de una población, que debe gran parte de su prosperidad, y notoriedad, a este oficio milenario. 

La Asociación debe erigirse como el motor capaz de generar en el seno del sector una dinámica de cambio y adaptación permanente a esta realidad cada vez más globalizada y cambiante en que nos desenvolvemos.

Y para ello es absolutamente preciso que seamos capaces de propiciar actuaciones conjuntas, que nos permitan desarrollar proyectos importantes y alcanzar objetivos elevados… Proyectos y objetivos que de manera individual, pequeñas empresas como las nuestras, ni siquiera se plantearían. Ahí radica el verdadero poder de una Asociación como la nuestra.

La Asociación, en definitiva, debe defender la esencia de un sector que además de fabricar y vender productos de cerámica. Representa una forma de ser y hacer las cosas, un estilo de vida, un arte, ligados a una cultura alfarera ancestral. Todo ello hacen de La Rambla una localidad especial y emprendedora.